El Poder del Agradecimiento

Posted by Monica

La gratitud no sólo es la más grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás. Cicerón. Hoy dedicamos este espacio para recordar lo importante que es AGRADECER todo lo que hay en nuestras vidas. Si piensas que es poco, agradece y seguro que aumentará.

Si tienes mucho, entonces vendrá mucho más.

Pongamos nuestro grano de arena en este planeta y sembremos agradecimiento, por lo que damos y por lo que recibimos…

Os comparto un escrito del libro de Louise L. Hay, llamado GRATITUD

“He observado que al Universo le gusta mucho la gratitud. Cuanto más agradecidos somos, más bienes obtenemos. Al decir «bienes» no me refiero sólo a cosas materiales, sino a todas las personas, lugares y experiencias que hacen la vida tan maravillosamente digna de ser vivida. Ya sabes lo bien que uno se siente cuando su vida está llena de amor, ale­gría, salud y creatividad, y cuando encuentra los semáforos en verde y sitio para aparcar. Así es como está destinada a ser nuestra vida. El Universo da con abundancia y genero­sidad, y le gusta que se le dé las gracias.

Piensa en cómo te sientes cuando le haces un regalo a un amigo. Si lo mira y pone cara de desilusión o dice: «Ay, no es de mi talla», o «Este color no me sienta bien» o « ¿Y eso es todo?», seguro que no vas a tener el menor deseo de volver a hacerle un regalo. Pero si ves que sus ojos bailan de alegría, y se muestra complacido y agradecido, entonces cada vez que veas algo que pienses que le gusta­ría, desearás regalárselo, independientemente de que lo hagas o no.

La gratitud produce más cosas por las que estar agra­decido; aumenta la abundancia. La falta de gratitud y las quejas producen poco de qué regocijarse. A los quejicas siempre les parece que hay pocas cosas buenas en su vida, y no disfrutan de lo que tienen. El Universo siempre nos da lo que creemos merecer. A muchos nos educaron para fijarnos en lo que no tenemos y sentir sólo carencia.

Parti­mos de una creencia en la escasez y luego nos pregun­tamos por qué está tan vacía nuestra vida. Si pensamos que no tenemos una serie de cosas y que no seremos felices mientras no las tengamos, dejamos en suspenso la vida. Entonces lo que el Universo oye es: «No tengo tal o cual cosa y no soy feliz», y eso es lo que conseguimos.

Desde hace tiempo acepto todos los cumplidos dicien­do: «Lo acepto con alegría, placer y gratitud». Me he dado cuenta de que al Universo le gusta mucho esa expresión, y constantemente recibo los regalos más maravillosos.”

Esto me ha pasado a mí desde que comencé a practicar la gratitud en mi vida, después de leer este y otros libros, comencé a observar cambios muy lindos.

Lo primero que hago al despertar es abrir mis brazos y agradecer por el nuevo día. Miro a mí alrededor y doy infinitas gracias por todo lo que me rodea, agradezco la noche que pasé, el descanso recibido. Agradezco por las comodidades que tengo, por la salud, amigos, familia, trabajo…y así un listado que me conecta con las bendiciones en mi vida.

Les aseguro que esta es una forma maravillosa de comenzar el día.

Durante el día, si aparece algún miedo y este me genera lo que yo llamo el “síndrome de vicmitis”…es decir comenzar a pensar y enfocarme en lo que no tengo, lo que falta, y así aparecen muchos -es que, es que-

Tomo una hoja de papel y comienzo a escribir las cosas por las que estoy agradecida…así me levanto y me siento mucho mejor al darme cuenta que en realidad no me falta nada. Al final me doy cuenta que no es sino otra invención de mi cabeza.

En las noches, hago un inventario de mi día: repaso mis emociones, lo que hice, lo que paso e inicio con mi listado de agradecimiento.

Es muy importante agradecer también por aquello que no nos gusta tanto, por las personas que creemos nos hacen daño o las situaciones que nos generan miedo o tristeza. Si agradecemos por estas situaciones, nuestra vida se cambiará de color. Porque al reconocer que ahí también hay enseñanzas.

Y si aún no te sientes convencido, aquí algunas sugerencias para practicar el agradecimiento e tu vida:

  • «Actúa como si», es decir, actúa como si estuviera agradecida aun cuando te resulte difícil sentirlo. Funciona, no pasa mucho tiempo hasta que te sientas de verdad agradecido
  • Escribe al menos 5 cosas por las que estás agradecido. Repite este ejercicio por la mañana y por la noche, te sorprenderás cuando veas que salen más de cinco.
  • En el momento que sea, simplemente di: “GRACIAS”. No importa si no ha pasado nada que consideres importante…simplemente dilo. Y observa cómo te sientes.
  • Entona una canción, dando las gracias por lo que te rodea. Poco a poco tu ánimo se eleva y te llenas de energías renovadas.
  • ¡Sonríe…abre los brazos y AGRADECE!
  • Durante el día…sé más consciente de las cosas que te pasan…agradeciendo tanto lo bueno como lo no tan bueno. Cada experiencia que tenemos en una oportunidad de aprender…

Beneficios de la gratitud:

  • Se abren los canales de par en par para cada uno de los bienes que están dispuestos para mí.
  • Conexión de mi ser interno con un Poder Superior…la fuente de la alegría, felicidad y armonía.
  • Reduce la ansiedad, tristeza, depresión y angustia
  • Buena para nuestro cuerpo: Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico
  • Nos ayuda a dormir mejor: En lugar de contar ovejas…cuenta bendiciones!
  • Nos hace más resilientes para superar eventos traumáticos
  • Fortalece las relaciones
  • Promueve el perdón
  • Nos hace más generosos
  • Genera una mayor aceptación y satisfacción con la vida

Dejar Comentario

Comments

  • No comments found