Colaboración

Posted by Clau Palacio
Colaboración

Continuamos con los principios que nos enseña la sabiduría de la naturaleza. Mientras escribo puedo ver cómo el sol desciende sobre el mar, escucho los pájaros cantar; enviándose mensajes mutuamente para resguardarse de la noche que llega. Y pienso en las miles de formas que de forma natural y simple, cada especie se conecta con otra para

poner su grano de arena en el engranaje del proceso colaborativo de la vida.

Existen ejemplos claros que se pueden observar a simple vista como la polinización, que surge cuando las abejas llevan de un lado al otro el fruto de las flores o las semillas que son llevadas de un sitio a otro por los pájaros, o las hormigas que se conectan y se ayudan unas a otras.

Cuando dejamos la envidia a un lado y nos centramos en la alegría que sentimos por lo los logros de los demás, la satisfacción nos llena de gozo y podemos dejar de lado el irnos fuera para no centrarnos en nosotros.

Afirmación de Rob Williams, creador de PYSCH-K®, para conectar con el apoyo que podemos brindar con el corazón hacia los demás:

“Yo me siento inspirado por los logros de otros”

Puede ser que a veces hayamos sentido que colaborar es algo lejano, o que merece mucho esfuerzo por nuestra parte. Pero es posible que tampoco tengamos muy claro lo que en verdad significa o que tal vez lo sintamos como una carga que se nos ha impuesto y no es algo que nos sale del corazón hacer. Puede ser que vayamos por el mundo con la vaga sensación de que trabajar juntos es algo bueno o que al hacerlo nos ayuda a nosotros mismos.

¿Pero qué es la colaboración? Muchas personas ofrecen la idea de que la colaboración es "trabajar juntos para hacer algo". Si bien este es un punto de partida razonable, el problema es que hay muchas formas diferentes de trabajar juntos. Trabajar juntos no tiene una sola definición.

Arthur Himmelman, un consultor en colaboración entre la comunidad y los sistemas, nos alienta a pensar en las diferentes formas de trabajar en unión como un conjunto que incluye una red de contactos, coordinación, cooperación y colaboración.

La coordinación, también implica un intercambio de información. En donde los participantes pueden modificar las actividades individuales hasta cierto punto para lograr un propósito común. En esta forma de colaboración, se requiere un nivel de confianza ligeramente más alto y algo de reciprocidad.

La cooperación por su parte, implica compartir información y recursos para obtener beneficios compartidos y un propósito en común. Este estado requiere un mayor compromiso organizativo y la alteración de las actividades individuales. La cooperación también requiere un compromiso de tiempo sustancial, un mayor nivel de confianza y un intercambio significativo de territorio.

Y, finalmente, colaborar implica un compromiso sustancial, un nivel de confianza muy alto y un intercambio extenso de espacio. La diferencia cualitativa entre cooperar y colaborar es que los socios colaboradores demuestran un entusiasmo público y un compromiso con el valor de aprender de los demás para mejorar lo que hacen colectivamente.

El colaborador tiene muy claro que la importancia del éxito de los demás es tan grande como la suya propia y que su éxito depende del éxito de los demás. Al colaborar se comparten voluntariamente los riesgos, responsabilidades, recursos y recompensas del trabajo.

Es importante tener en cuenta que la colaboración es una herramienta de elección cuando los implicados desean lograr juntos lo que no se puede lograr solo.

¿Te imaginas que sería de una abeja trabajando por su cuenta en un panal? ¿O de una hormiga haciendo millones de viajes para construir su vivienda? La naturaleza es perfecta y sus integrantes lo saben. Tienen claro que “colaborar” es esencial para su supervivencia. ¿Pero qué pasa con los humanos? ¿Crees que lo tenemos tan claro como el mundo animal? Yo lo dudo, nada más hay que mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta de lo que sucede.

Como consultora y facilitadora de procesos para empresas, he podido observar desde el inicio de las actividades en grupo; la enorme dificultad que genera a algunos participantes delegar y compartir tareas con sus compañeros. Considero que tiene mucho que ver con la falta de conocimiento de los beneficios que pueden suponer para ellos hacerlo equipo, con la visión del logro de un objetivo en común.

Desarrollar “El hábito colaborativo”

A través de la colaboración, revelamos nuestros valores fundamentales y demostramos integridad, responsabilidad y nuestro compromiso de mejorar por el bienestar común.

Existe una tradición muy importante para los grupos de autoayuda de 12 pasos, que dice que es de suma importancia mantenerse unidos y trabajar por un bien común. De otra forma, el programa dejaría de existir. Sin esta gran unidad, cesaría de latir el corazón de la confraternidad.

Hay que reconocer que cada uno somos importantes como partes de un todo, pero lo que queremos recodar aquí es que, SOLOS NO PODEMOS. Podemos llegar, pero para llegar más lejos y más rápido; necesitamos hacerlo en unión con los demás.

¿Qué es entonces aquello que nos impulsa a colaborar?

Como dijo la bailarina y coreógrafa moderna Twyla Tharp: "la colaboración es una forma de trabajar en armonía con los demás" que comienza con un punto de vista. Ya seas artista, líder empresarial, piloto o profesional, la colaboración nos mueve del "YO" al "NOSOTROS", de la jerarquía tradicional e individualismo al trabajo en equipo.

Esta gran enseñanza, nos remite a poder abrir las puertas del éxito para nosotros mismos y los que nos rodean. Cuando nos abrimos a la posibilidad de colaborar y salir de nuestro egocentrismo, nos abrimos a un mundo de potentes posibilidades compartidas.

Para reflexionar:

- ¿Desde dónde te estás moviendo hoy, desde el “yo” individual y egocéntrico, o desde el “nosotros” en unión y conjunto del todo?

- Ábrete a la posibilidad de dar y recibir. Encuentra el equilibrio que te mantenga conectado con la energía colaborativa y expansiva, desde tu más alto yo.

- Toma consciencia de las acciones que llevas a cabo dónde eres colaborativo.

- ¿Cómo te sientes mejor caminando sólo o acompañado?

Te agradecemos por seguirnos y queremos que nos cuentes, acerca de tu compromiso con la vida. Sigue en contacto, para que puedas descubrir el siguiente principio que nos ayuda a aprender de la naturaleza y ponerlo al servicio de nuestro día a día.

 

 

Clau Palacio

Consultora, Mentora & Facilitadora PYSCH-K®

Experta en Relaciones Interpersonales & Dependencias Emocionales

@claupalacio

https://byclaupalacio.wordpress.com/

Dejar Comentario

Comments

  • No comments found